$330

Vista: De color dorado con ligeros tintes verdosos que lo hace muy atractivo. Nariz: Predominan los aromas a manzana verdes, peras, ananá, plátanos y las notas a mantequilla aportadas por la fermentación maloláctica. Boca: Es muy suave, sólido, untuoso y de gran estructura, con un final prolongado con notas a miel. Es un vino joven y fresco, elaborado por una familia de tradición vitivinícola para Mendoza y el mundo.