$380

A la vista presenta un color amarillo oro con destellos acerados, se lo observa límpido y brillante, denotando la frescura de este vino.

En nariz, sus aromas nos recuerdan a frutas como durazno blanco, manzana verde y miel.

En la boca su entrada es dulce, amplio y jugoso. Los aromas de boca nos recuerdan a duraznos en almíbar y notas de pera fresca.

La temperatura de servicio al tratarse de un vino dulce debe beberse frío. Sugerimos entre 8 a 10° C.

Ideal para acompañar postres como tartas toffees y struedel de manzanas